Skip to content
Papá Pancho

Estas Embarazada? De este artículo saldrás con la mejor información de tu Embarazo y el 100 % del Desarrollo de tu Bebe

Es una hermosa aventura tener un hijo y desde el momento que descubres que estas embarazada son muchas las incertidumbres que aparecen en cada mente de la mujer.

Si antes de quedarte embarazada llevabas una vida sana, no sólo los cambios que tendrás que hacer en tu vida serán mínimos; probablemente, también las molestias del embarazo serán menores.

En cuanto a la dieta lo ideal es llevar una alimentación variada y equilibrada. Las necesidades de ácido fólico aumentan.

Un déficit de la misma en las primeras semanas de embarazo puede provocar malformaciones en el feto, como la espina bífida o labio leporino.

Todas las mujeres embarazadas, deben ser conscientes de que su estilo de vida influye directamente sobre el feto y determinante para la salud del futuro bebé.

La mayoría de las mujeres se preocupa por la salud del hijo que está aún por nacer, sobre todo las madres que superan los 35 años, ya que entonces son más frecuentes los problemas genéticos.

Las 40 semanas de embarazo se dividen en tres trimestres o etapas en el desarrollo del embarazo.

Para entender el período de gestación para los seres humanos, también es importante conocer las etapas por las que una mujer sufre durante el embarazo.

A continuación, te daremos algunos ejemplos, que podrás consultar en esta importante etapa y te daremos algunos trucos y consejos para tomarte con serenidad esta situación a las que te vas a enfrentar a partir de ahora.

Pero primeramente aqui te explico

El primer trimestre [El en que mas información consumes]

El primer trimestre del embarazo comienza cuando el feto se adhiere al útero y se extiende hasta la finalización del tercer mes de embarazo.

Pero también en el que las madres primerizas buscan mas información como la que veras justo ahora.

Pero!

Aunque muchas mujeres no llegan a saber que están embarazadas al principio, un poco de sangrado experimenta en la implantación.

Es importante tener mucho cuidado durante este período porque la mayoría de los abortos involuntarios se ha informado que han tenido lugar durante los primeros tres meses del embarazo.

Primer Trimestre de Embarazo Semana a Semana

A continuacion encuentras cada semana correspondiente al Primer Trimestre de Gestacion de tu Bebe

Puedes hacer click aqui y ver todas las Semanas del Primer Trimestre de Embarazo

Es crucial tanto para la madre como para el feto, un periodo no exento de riesgos y los más frecuentes son;
Durante las primeras 12 semanas el feto, al no estar todavía completamente formado, está expuesto a un mayor riesgo de complicaciones. Se aconsejan a la mujer seguir algunas precauciones durante este primer trimestre del embarazo.

¿Que no debes hacer durante tu Embarazo?

Renunciar a determinados hábitos nocivos que pueden afectar al éxito de la gestación. Son los siguientes:

  1. El tabaco (fumador pasivo y activo).
  2. El alcohol. ya que el hígado del futuro bebé no está aún formado por lo que no será capaz de metabolizarlo
  3. La exposición a sustancias y productos químicos.
  4. La contaminación ambiental.
  5. Una dieta desequilibrada o rica en grasas y azúcares puede interferir en el embarazo.
  6. Evita hacer dietas o regímenes de adelgazamiento,
  7. El estrés, depresión y la ansiedad.
  8. El exceso de actividad física o los sobreesfuerzos.
  9. Consumo de pastillas para dormir, ciertos medicamentos o sustancias nocivas.

Que Cambios puedes experimentar en este período

En este trimestre algunas mujeres no parecen estar embarazadas, en este periodo el cuerpo de la mujer se está adaptando y está experimentando grandes cambios hormonales que pronto dejarán sentir sus efectos como.

  • Ausencia de menstruación
  • Aumento del volumen y de la sensibilidad de los pechos
  • Pigmentación más oscura de los pezones
  • Sensación de cansancio y sueño
  • Posibles náuseas y mareos, sobre todo, por la mañana
  • Aumento de peso
  • Aumento del tamaño del útero
  • Aumento de las secreciones vaginales
  • Molestias leves en la pelvis
  • Habituales ganas de orinar
  • Cambios bruscos de humor
  • Inseguridad y ansiedad

Alimentación en esta Etapa

La ganancia de peso durante los primeros tres meses debe ser de entre 0,5 kg. y 1,5 kg. de peso.

Este aumento de peso poco ya que el feto tan sólo alcanza unos 16 cm de tamaño.

Nutrientes que se deben tener en cuenta durante la primera etapa del embarazo:

  • Proteínas, grasas e hidratos de carbono. Podemos mencionar carne, pescado, legumbres, queso, o huevos, pasta, pan, arroz, patata, deben estar presentes diariamente y que hay que vigilar con las grasas.
  • Minerales: La dieta debe cumplir los requerimientos de hierro, yodo y calcio, aunque las cantidades de estos y otros minerales no deberán ser mayores hasta el 4º mes de embarazo.
  • Desde el inicio del embarazo es importante aumentar el consumo de vitamina C, A, D, E y vitaminas del grupo B. Puedes cubrir este aporte con el consumo de frutas y hortalizas crudas, cereales integrales, aceite de oliva crudo y lácteos.
  • El consumo diario de fibra en necesario para tener un intestino sano y evitar el estreñimiento. La fibra la aportan las frutas, las verduras, los cereales integrales y las legumbres.

Segundo trimestre de Embarazo

Comienza a partir del cuarto mes y hasta el sexto mes de embarazo. Las náuseas del embarazo por lo general desaparecen.

Es durante este tiempo, que el útero aumenta de tamaño. En las semanas 19 o 20 del embarazo, es cuando el feto comienza a hacer movimientos. En esta etapa el género del feto se puede determinar.

Segundo Trimestre de Embarazo Semana a Semana

Aqui podras ver un Listado del Segundo Trimestre de Embarazo, aqui encontraras todos los cambios y complicaciones que pueden ocurrir ademas del tipo de Alimentacion en esta Semanas

Complicaciones de Segundo trimestre de Gestación

Las toxemias

Pueden comenzar a manifestarse a partir de la semana 20. Frecuente en las primerizas, tienen tres síntomas característicos que pueden o no presentarse en conjunto: hipertensión, edemas y eliminación de proteínas en la orina.

Si esta patología sigue sin tratamiento oportuno, pueden agravarse hacia el final del embarazo, transformándose en Eclampsia.

Interrupción tardía y parto inmaduro

El síntoma inicial, es la hemorragia. Se debe llamar al médico. Se debe guardar reposo de inmediato (absoluto) y la medicación sedante de las contracciones uterinas son eficaces en la mayor parte de los casos.

A diferencia de los abortos espontáneos del primer trimestre, los del segundo trimestre por lo general son más frecuentes en las que ya han tenido hijos.

Las deficiencias del cuello uterino son la causa más frecuente. En cerrar el cuello uterino con un hilo resistente, como si fuera una bolsa de tejido.

Algunas localizaciones anormales de la placenta (placenta previa) pueden provocar, para solucionar esta situación, se recurre a una pequeña intervención, el “cerclaje”, que consiste hemorragias a partir del segundo trimestre.
Por lo general no son riesgosas. Requieren paciencia y reposo.

Las anemias del embarazo (falta de glóbulos rojos)

Debida a una mala absorción de hierro a nivel intestinal y a la disolución de la sangre por un aumento de volumen de plasma necesario para mantener la circulación placentaria.

Solicitamos nuevamente en la necesidad del control médico para permitir el diagnóstico precoz.

Su tratamiento es a base de compuestos que contienen vitaminas y hierro.

Los trastornos circulatorios periféricos (várices y hemorroides)

Algunas veces aparecen hacia el final de esta etapa del embarazo. Es conveniente consultar al obstetra para evitar su agravamiento.

Debe controlarse la constipación –frecuente– pues ésta acentúa los problemas hemorroidales.

La obesidad (aumento patológico de peso)

Sabemos que el exceso de peso corporal perjudica a la madre y al hijo. Como ya pasaron las náuseas y los vómitos, muchas embarazadas suelen descontrolarse y comen en exceso.

Problemas con la vista durante el embarazo

Los cambios hormonales y circulatorios pueden acentuar defectos visuales que antes tolerabas sin darte cuenta.

Quienes usan lentes con frecuencia requieren nuevas prescripciones.

Los Dientes

Muchas caries se agrandan hacia la mitad del embarazo, y es conveniente tratarlas para evitar focos de infección.

Las infecciones urinarias

Si tienes síntomas de cistitis. Es conveniente tratar estas infecciones precozmente, antes de que asciendan hasta el riñón.

Las señales febriles y la infección urinaria es frecuente en el embarazo pueden provocar partos inmaduros. No demores en consultar con el médico.

Las Hemorragias

Las hemorragias relacionadas con trastornos del embarazo como la placenta previa y a la amenaza de aborto la embarazada pueden padecer otras de origen ginecológico.

Por consiguiente, debes permitir que tu obstetra haga un examen ginecológico completo para descartado una mala localización de la placenta.

Las Infecciones vaginales

La más frecuente es la causada por un hongo, el Candida albicans. Si tienes flujo, picazón o ardor consulta a tu médico. No te automediques.

Enfermedades infecciosas

Las embarazadas se deben alejar todo aquello que pueda representar un peligro para el bebé. Sus órganos están en pleno proceso de maduración durante esta etapa.

Ciertas enfermedades infecciosas como la rubéola, la hepatitis b, el sida, la toxoplasmosis, la listeriosis, la sífilis, y las virosis graves en general, pueden en algunas ocasiones perjudicar a tu bebé.

Evita el contacto con todo tipo de enfermos.

Los Medicamentos

No tomes ningún medicamento sin consultar con tu médico. En especial, durante los cuatro primeros meses.

Las Radiaciones

Mantente alejada de las radiaciones peligrosas. No concurras a los consultorios radiológicos.

Si otro hijo tuyo debe someterse a un estudio de este tipo, pide a tu esposo o a un amigo o familiar que lo acompañe.

Cambios que pueden ocurrir en este momento

La mujer comienza a sentirse mucho mejor en este periodo, desaparecen algunas de las molestias iniciales.

  • Se aumenta cerca de 4 kilos de peso
  • Los pechos en algunos casos segregan calostro
  • Se pierde el talle
  • Se notan las primeras señales de los movimientos del feto
  • Aparece la línea negra debajo del centro del abdomen
  • Aparece el cloasma o máscara del embarazo
  • Pueden surgir molestias físicas como ardor de estómago o congestión nasal
  • Se tienen sentimientos positivos y una sensación de fortaleza
  • La madre sueña con su futuro hijo

Tipo de Alimentación para este Trimestre

El peso que se recomienda ganar durante el segundo trimestre del embarazo es de 3,5 a 4 kg,
Recomendaciones que hay que tener en cuenta:

  1. Aumentar la cantidad de alimentos que aportan hidratos de carbono complejos, por ejemplo, comiendo más pan.
  2. Aumentar la cantidad, comiendo trozos más grandes de carne o pescado.
  3. Disminuir las grasas saturadas y aumentar las grasas saludables consumiendo aceite de oliva, frutos secos y pescado azul o bebiendo un vaso más de leche.
  4. Aumentar la ingesta de calcio: A partir del 4º mes bebida de soja, de arroz, de avena, etc…
  5. Es muy común que aparezca anemia en fases avanzadas del embarazo provocada por el aumento del tamaño del feto. El consumo de hierro es muy importante alimentos que lo contienen son las carnes rojas, los mejillones, el huevo, el pescado y las legumbres. Aunque se consuman alimentos ricos en hierro normalmente no es suficiente para combatir la anemia y lo más indicado es tomar suplementos alimenticios.
  6. Es un mineral importante durante todo el embarazo. Se encuentra en los alimentos que provienen del mar, pescado, marisco y algas. Se recomienda comer pescado 4 veces a la semana.

Tercer trimestre

Puede ser definido como los tres últimos meses de embarazo ya que el cuerpo se prepara para el parto. El tamaño del bebé, así como la madre se incrementa considerablemente y el feto comienza a cambiar su posición, desplazando hacia abajo.

El movimiento fetal es más alto durante este tiempo y las mujeres pueden someterse a algunos dolores y molestias en la columna vertebral y las costillas debido a esto. Cuando el feto alcanza las 38 semanas en el útero, la madre comienza a tener contracciones uterinas, que es el primer signo de parto.

El método normal de salida de bebe es por la vagina, sin embargo, puede llevarse a cabo una cesárea, si surgen ciertas complicaciones.

Si no hay ningún signo de dolor en el parto o contracciones uterinas, incluso después de 42 semanas de embarazo, el médico puede tratar de inducir el parto ya que después de esto, el riesgo de complicaciones es probable que aumenten.

Pueden hacerse presentes enfermedades preexistentes al igual que en los trimestres anteriores.

Es conveniente que la embarazada comunique a su obstetra acerca de sus antecedentes personales, a lo que respecta a enfermedades de tipo clínico, operaciones y traumatismos.

Tercer Trimestre de Embarazo Semana a Semana

Aquí podrás ver un Listado del Tercer Trimestre de Embarazo, ademas encontraras todos los cambios y enfermedades que pueden ocurrir ademas del tipo de Nutricion en esta Semanas

Problemas durante el Tercer Trimestre del Embarazo

La gran mayoría de los embarazos están libre de complicaciones, y aun cuando se presente alguna de las situaciones que describiremos a continuación, éstas suelen por lo general ser moderadas y controlables.

Hipertensión

Aun en pacientes con presión previa normal o de baja presión habitual, a partir de la semana 26 de embarazo pueden aparecer elevaciones de las cifras de la presión arterial.

Este cuadro se acompaña casi siempre por un grado mayor o menor de retención de líquidos extracelulares (edemas) y pérdida de proteínas por la orina (proteinuria).

Cuando estamos en presencia de estas manifestaciones de la enfermedad, se ha configurado el llamado síndrome preeclámptico. Si no se diagnostica y trata oportunamente, puede agravarse y llegar a la eclampsia, cuadro clínico muy severo que cursa con convulsiones, pudiendo llegar al estado de coma.

El reposo y la dieta libre de sal son el soporte fundamental del tratamiento.

Si la gravedad del cuadro clínico pusiera en serio peligro a la madre, se debe interrumpir prematuramente el embarazo, aun sabiendo los riesgos que eso acarrea para el bebé.

Bien diagnosticada y tratada, la eclampsia debiera de tener un final feliz para ambos.

La toxemia aparece en la última etapa del embarazo. Los síntomas son hipertensión; aumento súbito y cuantioso de peso debido a un edema (inflamación). y proteína en la orina. Si no se trata, llega a producir ataques de apoplejía y coma, y por tanto la muerte del niño. Esta situación desaparece con el nacimiento.

Diabetes gestacional

Algunas embarazadas, que no son diabéticas, pueden presentar nivel de azúcar en la sangre, elevada durante el tercer trimestre del embarazo, normalizándose las cifras luego del parto.

De acuerdo con la magnitud del caso pueden indicarse distintos tipos de tratamiento como dieta e insulina y dietas bajas de azucares.

El diagnóstico precoz y el tratamiento correcto permiten llevar adelante el embarazo hasta la fecha estimada de parto.

Hoy sabemos que el pulmón del hijo de madre diabética tarda más en madurar, motivo por el cual debe evitarse la posibilidad de un parto antes del noveno mes.

Amenaza y trabajo de parto prematuro
Un sin número de causas pueden llevar a esta situación

Rotura prematura de membranas

La rotura de la bolsa de las aguas antes del término del embarazo es poco frecuente, se presenta asociada a infecciones vaginales no tratadas. Consultar al obstetra toda vez que exista flujo excesivo, sobre todo si se asocia a ardor y picazón, y especialmente si es de color distinto al blanco y con olor fuerte.

Placenta previa

La placenta es un órgano formado al implantarse en el tejido que recubre el interior del útero materno, cuando hay embarazo, el óvulo fecundado cumple una importante función de intercambio de substancias.

Estos intercambios de nutrientes y desechos entre la madre y el hijo son posibles debido al gran desarrollo de venas y arterias, tanto maternas como fetales.

Durante el trabajo de parto, ésta se rompe a ese nivel, permitiendo la salida del bebé sin producirse ningún sangrado importante ya que la bolsa no tiene vasos sanguíneos.

Placenta previa es cuando la placenta se ubica por debajo del feto, se encuentra antepuesta al bebé en relación al orificio de salida.

Muchas placentas que aparecen como previas en las ecografías del primero y segundo trimestre, se “acomodan” al crecer el útero y se “convierten” en placentas de ubicación normal hacia el final del embarazo. La placenta previa es una patología del embarazo que adquiere significación solamente durante este tercer trimestre.

Desprendimiento prematuro de placenta

Cuando la placenta se desprende del útero y se expulsa luego de la salida del bebé. A esta etapa del parto la denominamos “alumbramiento”.
Si la placenta se desprende parcial o totalmente antes de que ello ocurra, estamos en presencia de una situación anormal que puede revestir cierta gravedad. La parte de placenta desprendida deja de aportar el oxígeno que el bebé necesita. Para salvar al bebé de esta situación, que es irreversible, debe hacerse una cesárea de urgencia.
La madre siente un intenso aumento contracción intensa y permanente, comprobándose además una disminución de los latidos cardíacos del bebé.
Cambios

  • La mujer ya sólo piensa en el parto y en su deseo de ver al bebé.
  • Aumento de entre 3 y 5 kilos de peso
  • Aparición de cansancio y dolores de espalda de nuevo
  • Frecuentes ganas de orinar
  • Aumento de la transpiración
  • Contracciones uterinas
  • Preocupación y temor ante la llegada del parto

Alimentación durante el último trimestre de Gestación

  • El peso que se recomienda ganar durante el último trimestre del embarazo es de 5 a 5,5 kg de peso.
  • Las necesidades nutricionales durante el tercer trimestre de embarazo son similares a las del segundo trimestre.
  • Las proteínas, responsables de la formación de músculos y tejidos las aportan los pescados, así como el importantísimo ácido graso omega 3, las legumbres, las carnes en general y los huevos.
  • Las grasas, para asegurar una correcta lactancia materna, se tomarán, principalmente a través de los sanísimos frutos secos y el aceite de oliva.
  • Consumir pan, preferiblemente integral, arroz, patatas, cereales y pasta.
  • Hay que asegurar un buen aporte de calcio, a través de los productos lácteos bajos en grasa, cuatro veces al día.
  • Se favorecerá la absorción del hierro, conservando las dos/ tres frutas al día, una de ellas, al menos, a través de un cítrico: kiwi, fresones, mandarina o naranja. Las verduras de hoja evitarán el estreñimiento, muy frecuente en esta recta final.
  • Es importantísimo mantener una correcta hidratación, a través de la toma de 6 a 8 vasos de agua al día

El parto

Es la culminación del embarazo humano, el periodo de salida del bebé del útero materno. Se considera que una mujer inicia el parto con la aparición de contracciones uterinas regulares, aumentando su intensidad y frecuencia.

Dilatación

El primer período del trabajo de parto tiene como finalidad dilatar el cuello uterino. Se produce cuando las contracciones uterinas empiezan a aparecer con mayor frecuencia
Nacimiento o expulsión
Es el paso del recién nacido a través del canal del parto, desde el útero hasta el exterior, gracias a las contracciones involuntarias uterinas y a poderosas contracciones abdominales o pujos maternos.

Alumbramiento

Comienza en la expulsión de la placenta, el cordón umbilical y las membranas; El descenso del cordón umbilical por la vulva después del parto es una indicación del desprendimiento final de la placenta, cuanto más sale el cordón, más avanza la placenta hacia fuera de la cavidad uterina.

Enfermedades y Complicaciones durante el Embarazo

Durante el período de Gestación de un bebé pueden ocurrir distintas patologías que pueden afectar el desarrollo de tú bebe. Estas enfermedades son las siguientes.

Embarazos de riesgo

En un embarazo normal todas las mujeres sufren alguna leve molestia sin importancia. Sin embargo, hay ocasiones en las que pueden aparecer determinadas alteraciones o complicaciones más graves que requieren la intervención del médico.

Tanto si la mujer pertenece a un grupo de riesgo, como si la complicación se presenta sin avisar, su embarazo será de alto riesgo. Será necesario un control más estrecho de la salud de la madre y del feto.

Ante la presencia de alguno de los siguientes síntomas, debe avisar a su médico:

  1. Hemorragias vaginales (aunque sean leves)
  2. Dolores de cabeza persistentes
  3. Molestias en la zona de los riñones y el bajo vientre
  4. Vómitos, mareos o vértigo continuos
  5. Molestias al orinar
  6. Dolores de estómago
  7. Problemas en la vista
  8. Hinchazón de las articulaciones desde por la mañana
  9. Fiebre
  10. Reacciones alérgicas (estornudos, enrojecimiento de piel)
  11. Cansancio excesivo
  12. Ausencia de movimiento por parte del feto (en el último trimestre)
  13. Contracciones uterinas
  14. Pérdida de líquido por la vagina

Enfermedad RH

La sangre de cada persona puede tener factor Rh positivo o negativo. Esta enfermedad entra en juego si la madre lo tiene negativo, el padre positivo y el bebé hereda factor positivo.

Este bebé no tendrá ningún problema, pero en este caso, la mamá debe recibir gamaglobulina postparto como precaución.

Esta sustancia evita la formación de anticuerpos en el cuerpo de la madre que pueden destruir la sangre de un futuro segundo bebé, siempre que éste nazca con Rh positivo.

Rotura prematura de bolsa

Se llama así a la salida de líquido amniótico por los genitales sin que se desencadene el trabajo de parto. Es común en las últimas semanas del embarazo. Los gérmenes que invaden el líquido amniótico pueden provocar una infección en el bebé.

Polihiramnios

Se denomina así al exceso de líquido amniótico. Sus causas pueden ser debidas a un bebé de gran tamaño o al embarazo múltiple, o bien ser consecuencia de una enfermedad de la madre como la diabetes o una enfermedad del bebé como las llamadas malformaciones congénitas.

También puede aparecer sin causa alguna y el bebé puede ser totalmente normal. En todo caso, la consecuencia principal del exceso de líquido amniótico puede ser un parto prematuro.

Oligoamnios

Es la disminución de la cantidad de líquido amniótico. Posiblemente esto suceda por malformaciones congénitas en las vías urinarias fetales. Puede ser la causa de que un bebé tenga muy bajo peso.

Anemia

Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, sustancia que transporta el oxígeno desde tus pulmones a todos los tejidos de tu organismo. Durante el embarazo, hay una leve disminución de la concentración de hemoglobina que, si es excesiva, estás anémica. Puede afectar al bebe.

La toxoplasmosis en el embarazo

El riesgo de contraer toxoplasmosis durante el embarazo es mayor durante el tercer trimestre, aunque las consecuencias de la infección son más graves si se contrae durante el primer trimestre.

Si ya has padecido toxoplasmosis, no tienes de qué preocuparte, pues tu organismo ha desarrollado los anticuerpos necesarios.

Consejos para prevenir el contagio por toxoplasmosis:

  1. Cuece bien la carne.
  2. Si tienes uno o varios gatos, dales sólo comida enlatada y cambia sus heces diariamente, con guantes.
  3. Lávate las manos con agua y jabón siempre después de haber estado en contacto con tierra, gatos, carne y hortalizas crudas.

Listeriosis:

Es una enfermedad causada por la bacteria Listeria monocytogenes. Sus síntomas en un adulto sano son leves y pasajeros.

Sin embargo, contraer listeriosis en el embarazo puede poner en grave peligro la vida del embrión o feto, y dar lugar a trastornos graves en el recién nacido, llegando a causar su muerte.

Las embarazadas deben evitar consumir productos frescos y crudos en general. La leche que consumas tiene que haber sido pasteurizada, si manipulas excrementos de animales, procura usar siempre guantes.

Hepatitis B y embarazo

La mayor preocupación de una madre portadora del virus de la Hepatitis (especialmente si se trata del virus de la Hepatitis B o C, las más peligrosas durante el embarazo) es si es posible evitar el contagio a su bebé, durante el embarazo y el parto.

Si la Hepatitis se diagnostica al comienzo del embarazo, se pueden reducir los riesgos de contagio aplicando inmunoglobulina de la Hepatitis B.

Enfermedades de Transmisión Sexual y embarazo

Lo más importante, en caso de contraer una enfermedad de transmisión sexual durante el embarazo, es la detección inmediata que permita el control adecuado de la misma por el obstetra.

Los Obstetra, acostumbran a pedir una analítica a todas las embarazadas en su primera consulta, que permita descartar o tratar este tipo de enfermedades desde el principio.

Exposición a sustancias nocivas en el embarazo

La exposición a determinadas sustancias (desechos tóxicos, metales pesados como el plomo y el mercurio o sustancias químicas utilizadas en fabricación y otras industrias), puede ser muy perjudicial durante el embarazo e impedir el correcto desarrollo del feto.

Las mujeres cuyo puesto de trabajo ponga en riesgo la salud de su embarazo, tienen derecho a determinadas ayudas y a exigir, de manera temporal, el cambio a otro puesto que no perjudique su salud ni la de su futuro bebé.

SIDA y embarazo

Si una embarazada es portadora del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), lo más probable es que su bebé se contagie a través de la placenta, durante el parto o mediante la leche materna, sin que nadie lo pueda evitar.

Sin embargo, no todos los niños desarrollan el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en sus primeros años.

Cada vez es más fácil llevar un control adecuado de esta enfermedad mediante medicación